menu Home chevron_right
Redes

Terror retransmitido en TikTok: machismo diseñado para ser viral

Grupo M | 6 octubre, 2022

Parece una secuencia de una ficción distópica, pero ha sucedido en la realidad. Un vídeo de TikTok graba la fachada de un colegio mayor masculino de Madrid. Desde la ventana de una solitaria habitación y a desbocada voz en grito, un joven lanza insultos machistas que van dirigidos a las chicas de la residencia universitaria femenina de enfrente. «Putas, salir de vuestras madrigueras, sois unas ninfómanas. Os prometo que vais a follar todas en la capea». De repente, giro dramático: se van levantando todas las persianas del edificio. Detrás de ellas, a contraluz, cientos de estudiantes gritan como si fueran bestias. La imagen produce un profundo escalofrío.Algunos dirán «sólo son unos chavales que llegan a la universidad e intentan hacerse los machotes frente a sus compañeros de colegio mayor». Ahí está el problema, estamos en 2022 y siguen interiorizadas y hasta justificándose las agresividades del canibalismo de género, donde la mujer es una cosificada puta al que el hombre regala placer. Pero, además, la grabación también define un nuevo síntoma de nuestro tiempo: este agresivo momento maneja técnicas para el triunfo a través de las redes sociales. Se planifica la insensatez como un guion de cine. Eso sí, a tono con las narrativas actuales. La idea es breve, concreta, muy visual y con un inesperado vuelco dramático que pilla desprevenido hasta despertar el escalofrío. Lo que parece un verraco chillando exabruptos en soledad se transforma en un plan ejecutado en grupo. Chicos del siglo XXI como señores de la edad media apareciendo con antorchas para quemar a las brujas. Y con orgullo. El instante se ha diseñado a través de una poderosa liturgia escénica de violencia y poder. Un rito de iniciación.Y en ese juego de poder también habrá muchos chavales sintiéndose obligados a realizar tal acción para formar parte del grupo, para no sufrir una y otra vez novatadas, para no ser marginados de una convivencia que la imagen evidencia no es muy sana, para no ser llamados flojos en una sociedad que todavía estigmatiza la sensibilidad y venera la osadía bravía.El ritual machista no se ejecuta con nocturnidad y alevosía como antaño, ahora también se traza para ser grabado, se viralice y tenga muchos ‘me gustas’. Más de 160.000 «likes» alcanzó uno de los vídeos originales de la manada de las ventanas del colegio mayor. Mientras hay padres que creen que TikTok es una red inofensiva donde se baila y sonríe, en realidad esta aplicación genera una competición en la que dan bastante igual las reglas de convivencia y, entre coreografía y coreografía, legitima comportamientos deleznables. Así hemos visto challenge insensibles, como uno que triunfó, la #bromabeca, que consistía en colocarte junto a alguien mayor para pedir una beca mintiendo e inventándote discapacidades para «dar pena». Miles de usuarios mofándose de las personas con discapacidad y la diversidad sin ningún miramiento, sin ápice de reflexión y empatía. Infame.El ritual machista no se ejecuta con nocturnidad y alevosía como antaño, ahora sobre todo está diseñado para ser grabado, se viralice y tenga muchos ‘me gustas’Con tanto vídeo rápido y efímero en nuestras manos, cada vez será más difícil destacar. Como consecuencia, los valores se desvirtúan, hay que ir estirando los límites del efectismo para lograr hazañas que se vean, compartan y comenten. Aunque hablen mal de ti. Incluso aquello que antes nos avergonzaba ya no se esconde. Incluso aquello que antes nos horrorizaba ahora puede «molar», siempre que grabado sume muchos «views» y muchos «likes».

Written by Grupo M




  • cover play_circle_filled

    01. Escuchas:
    Grupo M Radio

play_arrow skip_previous skip_next volume_down
playlist_play