Woody Harrelson y Naomi Watts en El castillo de cristal

Daisy Ridley no quiere regresar tras Star Wars IX
1 diciembre, 2017
ACOMPAÑA OCHOA REZA A RIQUELME EN PRIMER DÍA DE GOBIERNO.
1 diciembre, 2017
Show all

Woody Harrelson y Naomi Watts en El castillo de cristal

From L to R: Sadie Sink as "Young Lori," Charlie Shotwell "Young Brian," Ella Anderson as "Young Jeannette," Eden Grace Redfield as "Youngest Maureen," Naomi Watts as "Rose Mary Walls," and Woody Harrelson as "Rex Walls" in THE GLASS CASTLE. Photo by Jake Giles Netter.

Platicamos con Naomi Watts y Woody Harrelson sobre su más reciente filme.

 Para el año 2005, Jeannette Walls se había convertido en una exitosa escritora y columnista de chismes con publicaciones en medios como New YorkEsquire y MSNBC.com. Pero nadie hubiera podido adivinar que esta periodista, quien hasta ese entonces se había hecho de un nombre escribiendo sobre las vidas de los ricos y famosos, estaba punto de desenterrar la historia más grande de su carrera: la suya. La memoria El castillo de cristal es la historia de vida de Jeannette, en donde cuenta su crianza disfuncional llena de pobreza que ella y sus hermanos experimentaron con sus excéntricos y nómadas padres Rosemary y Rex Walls en Virginia Occidental, Estados Unidos. Después de una larga temporada coronando la lista de los bestseller, el emotivo y honesto relato llega a la pantalla grande. ¿Pero cómo convertir este desgarrador retrato que nos muestra la luz y la oscuridad de los lazos familiares –y que había cautivado ya a tantas personas– en un filme de alto presupuesto de Hollywood que resultara convincente? El retó cayó en los hombros del director y coguionista Destin Daniel Cretton (Short Term 12), el guionista Andrew Lanham y el elenco liderado por Brie LarsonNaomi Watts y Woody Harrelson.

Los reyes del castillo de cristal

Woody Harrelson interpreta a Rex Walls, el alcohólico pero amoroso padre de Jeannette quien promete construirle “un castillo de cristal”, un hogar idílico que nunca se concretaría, pero cuyo concepto serviría para contrarrestar la dura realidad de la familia y sus malas acciones como padre. Harrelson nos cuenta cómo fue adentrarse en las polaridades del personaje: “Cuando leí el libro, sentí una gran autenticidad en él. De muchas maneras me sentí conectado con él, con la relación que tenía con sus hijos. El era un tipo salvaje, con muchos problemas serios, pero era genial. Era un gran papá, y al mismo tiempo un papá terrible.”

Para Jeannette, otro de los grandes retos del filme era encontrar a una actriz que pudiera interpretar a Rosemary, su errática madre cuyo único consuelo era la pintura; una figura tan enigmática de la cual recibía miles de preguntas de los lectores. Cuando la actriz Naomi Watts se unió al proyecto, sus dudas se disiparon. “Creo que lo que ocurre con Rosemary es que es un personaje que frecuentemente es malentendido por el público, pero era importante para Jeannette que la entendieran. Para mi era importante interpretarla con empatía, y mostrar su lado bueno, creo que sí hizo muchas cosas buenas”, nos contó la actriz en entrevista.

La toxicidad y pasión en la relación de Rex y Rose es uno de los ejes principales de la cinta. Para los actores, la improvisación fue un elemento fundamental para lograr representar esta volatilidad en la relación:

“Destin creó una especie de patio de juegos para nosotros, donde podíamos improvisar y proponer. Nosotros nos lanzamos al reto y muchas veces nos salíamos de las páginas del guión, fue una experiencia muy liberadora”, Naomi Watts nos explicó. Jeannette, quien en numerosas ocasiones visitó el set de la cinta y compartió con los actores historias personales sobre sus papás, se conmovió hasta el punto de derramar algunas lágrimas al ver a estos dos grandes actores personificar a sus padres de manera tan precisa.

Y esto mismo le sucedió al verse representada en pantalla por tres actrices en tres etapas distintas de su vida, culminando con la ganadora del Oscar Brie Larson. Naomi Watts recuerda la primera vez que vio a Brie en acción:

“Brie es tan poderosa y tan pura. Recuerdo su primer día en el set, yo la observé en una escena donde no tenía líneas, pero aun en ese aislado momento de silencio, ella tenía tanto que decir tan solo con su mirada”.

La misión de la cinta es la misma que tenía el libro hace ya más de una década: presentar un cándido relato sobre las relaciones humanas, sin condenar a nadie, con el que todos nos pudiéramos identificar. ¿Lo logrará? Woody Harreslon piensa que si:

“Creo que la gente conecta tanto con esta historia porque te hace reflexionar sobre tu vida y te hace pensar en tus propias experiencias familiares. A mi me hizo reflexionar sobre mi relación con mis hijas.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *