La animación española triunfa en los Bafta… y se prepara ya para los Oscar

La alfombra roja de los Bafta 2020
2 febrero, 2020
‘1917’ eclipsa a sus competidoras en la guerra de los premios Bafta
2 febrero, 2020
Show all

La animación española triunfa en los Bafta… y se prepara ya para los Oscar

Ni Frozen 2 ni Toy Story 4 ni A Shaun the Sheep Movie. El nivel estaba alto, eran títulos de peso, pero ninguno consiguió imponerse a Klaus, la película del animador y guionista español Sergio Pablos que este domingo se ha hecho con el Bafta a la mejor película de animación.

“Gracias a Netflix por haber apostado por ello. Esto es un orgullo increíble para nosotros“, ha exclamado Pablos cuando subió al escenario del Royal Albert Hall a recoger la tan ansiada máscara dorada. Desde allí, ha agradecido el premio a todo el mundo que hizo “posible” llevar a Jesper a la vida.

La historia que ha cautivado al cine británico –y también hace una semana al estadounidense en los Annie Awards, considerados los Oscar de la animación– reconstruye la leyenda de Papá Noel a través de Jesper, un cartero destinado a una inhóspita y gélida isla del círculo polar ártico. Tanto este galardón como los 7 que consiguió el 26 de enero en los Annie Awards allanan la carrera hacia el Oscar de Klaus, coproducida por Spa Studios y Atresmedia y distribuida por Netflix, que la lanzó el pasado noviembre. Su viaje a lo más alto del cine de animación internacional puede culminar el domingo en los Oscar si consigue imponerse a Cómo entrenar a tu dragón 3, ¿Dónde está mi cuerpo?, Mr. Link: el origen perdido y Toy Story 4.

La otra esperanza española estaba puesta en Dolor y Gloria, la cinta de Pedro Almodóvar que este año ha llevado a Antonio Banderas al éxito absoluto. La película autobiográfica del manchengo, sin embargo, volvió a casa con las manos vacías, pues Parásitos ha conseguido, tal y como marcaban las quinielas, el galardón a la mejor película de habla no inglesa.

Tampoco ha habido sorpresas en el resto de categorías. Brad Pitt se ha alzado como el mejor actor de reparto gracias a Érase una vez… en Hollywood, de Tarantino, mientras que Joaquin Phoenix lo hizo en la categoría madre con su apabullante Joker. En clave femenina, Renée Zellweger levantó la máscara dorada con Judy, el papel que la ha sacado del olvido, mientras Laura Dern, la eterna secundaria, se hizo con el galardón a mejor actriz de reparto por su abogada sin escrúpulos en Historia de un matrimonio.

Además, la cinta bélica de Sam Mendes, 1917, se ha coronado triunfadora de la noche, como ya viene haciendo desde hace semanas en los premios de la industria cinematográfica. No solo ha liderado en las categorías técnicas, sino también en la más deseada de la noche: mejor película. Con los Bafta ya entregados, los ganadores empiezan ahora la cuenta atrás para los Oscar; Klaus incluida.

Comments are closed.