“Hacer un Neymar”, el lema de la campaña de los bomberos en Irlanda para prevenir accidentes en Halloween

La pregunta de un periodista de Telemadrid a un hombre negro: “¿Es usted blanco?”
31 octubre, 2018
Aterriza la XXV edición del Festival Internacional de Cine de Medioambiente en Barcelona
31 octubre, 2018
Show all

“Hacer un Neymar”, el lema de la campaña de los bomberos en Irlanda para prevenir accidentes en Halloween

EFE

  • “Parar, caer y rodar”, dice el lema ante posibles accidentes con hogueras, velas o fuegos artificiales.

Neymar

El cuerpo de bomberos de Dublín, en Irlanda, ha lanzado una nueva recomendación para la ciudadanía ante un accidente con hogueras, velas o fuegos de artificio durante las fiestas de Halloween: “hacer un Neymar”. Se trata de un simpático guiño a la exageración del futbolista brasileño cuando recibe una falta.

“Parar, caer y rodar”, dice el lema. Este remedio -dicen- sería válido para sofocar las llamas que pueden prender en “disfraces o ropas” ante la falta de procedimientos más comunes.

El consejo, lanzado en la cuenta de Twitter @DubFireBrigade, está acompañado por un gif a cámara lenta del diez de la selección brasileña en el que, después de una entrada de un rival, cae y rueda en el césped, entre muecas de dolor.

“Para, cae y rueda”

Si te encuentras en una situación en la que tu disfraz o ropas están en llamas haz un #Neymar. Correr solo avivará las llamas y propagará el fuego”, escribieron los bomberos.

La fama de “piscinero” del exjugador del F.C. Barcelona, ahora en Paris Saint Germanin, se acrecentó durante el Mundial disputado en Rusia el pasado verano, con memes y gifs que se han convertido en virales en las redes sociales.

El peligro de los fuegos artificiales

Aunque los fuegos artificiales están prohibidos en este país, los servicios de emergencia atienden cada año en la terrorífica noche del 31 de octubre cientos de llamadas de accidentes con fuego.

Siguiendo la temática de Halloween, los bomberos también han recomendado a los dublineses que recurran a la ayuda de “pequeños fantasmas y duendes” para comprobar en casa el funcionamiento de las alarmas de incendios y detectores de gases mortales, como el monóxido de carbono.

Comments are closed.