‘Bohemian Rhapsody’: figuras trágicas, ídolos en el escenario o en la pantalla

Pablo Echenique revela que Albert Rivera le ha bloqueado en Twitter
23 octubre, 2018
Miriam Rodríguez y Pablo López conquistan las redes con su tema ‘No!’
24 octubre, 2018
Show all

‘Bohemian Rhapsody’: figuras trágicas, ídolos en el escenario o en la pantalla

CARLES RULL / VÍDEO: FOX

  • Este 31 de octubre llega a nuestros cines ‘Bohemian Rhapsody’, la biografía de Freddie Mercury.
  • Los protagonistas famosos de otros ‘biopics’ también tuvieron otro final trágico, más allá de lo que relataba la película, como ‘El renacido’ o ‘Una mente maravillosa’.

Bohemian Rhapsody (2018)

Entre la celebración de la vida, el homenaje y el monumento funerario. Al cine, y a Hollywood, le van las figuras trágicas a las que ensalzar, las luces y las sombras de aquellos que se convirtieron en celebridades o referentes. El músico y cantante británico Freddie Mercury lo tenía todo para ser merecedor de una película biográfica.

Y será la que nos llega el miércoles 31 de octubre, Bohemian Rhapsody con Rami Malek reencarnándose en el líder de la mítica banda de rock Queen. Al actor californiano le llegó la popularidad por la serie Mr. Robot y el de Freddie Mercury, a punto de cumplirse 27 años de su muerte a causa del sida, el 24 de noviembre de 1991, es su gran reto en la gran pantalla.

Las primeras valoraciones han sido totalmente favorables para Malek, como antes lograron otros actores, Val Kilmer como Jim Morrison de The Doors, Jamie Foxx interpretando a Ray Charles o Gary Oldman a Sid Vicious.

Bohemian Rhapsody promete ser un notable repaso a los grandes éxitos de la carrera de Queen hasta llegar a un explosivo final antológico, el del no menos legendario concierto Live Aid, en julio de 1985 en el estadio de Wembley de Londres, para recaudar fondos destinados a la ayuda humanitaria de Etiopía y Somalia.

Y ¿eran las relaciones entre Fredie Mercury y el resto de los integrantes de la banda una balsa de aceite o tenían sus fricciones y envidias? La película de Bryan Singer también propone su visión al respecto. El guion definitivo, de Anthony McCarten, guionista en otros biopics como La teoría del todo y El instante más oscuro, y Peter Morgan otro especialista con La reina o El desafío: Frost contra Nixon, ha contado con el visto bueno de Brian May y el resto de la banda.

Un proyecto que ha tardado diez años en gestarse, y en el que el título definitivo hace referencia a una de las canciones más emblemáticas, también más oscuras y enigmáticas de la banda inglesa. El tema es una pieza de seis minutos y estructurada en siete partes. Bohemian Rhapsody empieza a capela y prosigue como una balada, un memorables solo de guitarra, un fragmento operístico y una coda.

Su letra ha sido objeto de varios análisis, aunque Freddie Mercury, que la compuso en 1975, nunca quiso aclarar su contenido. Es fatalista, hay tormento y muerte. Una de las interpretaciones es que trata sobre un condenado a muerte antes de ser ejecutado e inspirada en la novela El extranjero de Albert Camus. También se ha querido ver como la historia de un pacto con el diablo, a modo de un Fausto moderno.

Otra de las teorías es que hablaría sobre el mismo Mercury asumiendo su condición de homosexual y matando, simbólicamente, al hombre que era antes, cuando estaba casado con Mary Austin.

Habrá que ver si película y actor, Rami Malek, convencen o resisten comparaciones, pero quien no recogerá elogios será Bryan Singer. El director fue apartado del proyecto cuando se hizo pública una denuncia por haber violado a un joven de 17 años en 2003. El rodaje lo completó el actor y director Dexter Fletcher (Amanece en Edimburgo), que años antes ya había estado involucrado en el proyecto.

En cartelera coincidirá con otros biopics como la española El fotógrafo de Mauthausen, con Mario Casas, en torno a las experiencias del republicano Francisco Boix, cuyas instantáneas con los horrores en los campos de concentración nazis, en los que estuvo preso, dieron la vuelta al mundo; o la producción hispano-argentina El ángel se centrará en Carlos Robledo Puch, un famoso ladrón y asesino en la Argentina de los años 70.

Los trágicos finales reales más allá de inspiradoras vidas de película

El renacido (2015)

El renacido (2015). Leonardo DiCaprio también se llevó el Óscar por interpretar al explorador Hugh Glass. En 1823, en tierras del salvaje oeste, fue atacado por un oso grizzly, una hembra. Sus heridas eran mortales y sus compañeros decidieron darlo por muerto. Logró recuperarse y emprendió un largo viaje para regresar a la civilización.

Su proeza no le libraría de una violenta muerte, casi diez años después. En la primavera de 1833, junto con otros dos tramperos, fue asaltado y atacado por un grupo de indios arikaras. Sus cuerpos sin vida fueron hallados con la cabellera cortada cerca del río Yellowstone.

Una mente maravillosa (2001)

Una mente maravillosa (2001). Russell Crowe fue nominado al Óscar por interpretar al matemático norteamericano John Forbes Nash Jr., premiado con el Nobel de economía en 1994. Una mente brillante, pero torturada por la esquizofrenia paranoide que padecía. La película de Ron Howard llegó a ganar 4 Óscar, entre ellos el de mejor película y la historia finalizaba con el premio Nobel.

La muerte sorprendió a Nash, y a su esposa, en 2015 a los 86 años y en un accidente de tráfico en Nueva Jersey, cuando volvían de Noruega de recoger otro galardón, el premio Abel de matemáticas.

Mi pie izquierdo (1989)

Mi pie izquierdo (1989). Daniel Day-Lewis se hizo con el primero de sus tres Óscar por encarnar al pintor y poeta irlandés Christy Brown. Triunfó como artista pese a que una parálisis cerebral le había dejado prácticamente sin movilidad. La película dirigida por Jim Sheridan conmocionó en su estreno, en 1989, por su ejemplar relato de superación y abarcó hasta 1972, en el apogeo de la fama de Brown.

Pero el destino también le había reservado un absurdo desenlace. Falleció a los 49 años, en 1981, por asfixia al atragantarse durante una cena.

Acusados (1988)

Acusados (1988). Jodie Foster interpretó a Sarah Tobias, basada en el caso real de Cheryl Araujo que, en 1983, se atrevió a denunciar a sus violadores en un bar, mientras otro grupo jaleaba la agresión. En su defensa, los acusados alegaron que ella vestía y se comportaba provocativamente, como si quisiera que al violaran. Cheryl ganó el juicio, y Jodie Foster el Óscar.

Sin embargo, la historia de Cheryl no tuvo un final feliz. Se trasladó junto a su familia a Miami para volver a empezar una nueva vida, y ejercer como maestra. En 1986, a los 25 años, falleció en un accidente de coche provocado por un conductor ebrio.

Comments are closed.